• Descubre la Antártida con el crucero expedición Hurtigruten

    Crucero de exploración: Aventura en la Antártida

    5.000,00 (IVA incl.)
  • Oferta crucero de Brasil a España

    Crucero de Río de Janeiro a Málaga

    719,00 (IVA incl.)
  • Vistas de Colombia

    Crucero por Antillas neerlandesas, Colombia, Panamá

    399,00 (IVA incl.)
  • puerto-mader-buenos-aires-argentina

    Crucero por Brasil, Uruguay y Argentina

    709,00 (IVA incl.)
  • Crucero-Sudamerica-Brasil-Uruguay-Argentina

    Crucero Sudamérica desde Montevideo: Uruguay, Argentina, Brasil

    599,00 (IVA incl.)

Sudamérica

los mejores cruceros por Sudamerica

Viajar en crucero por Sudamérica es una gran oportunidad, sobre todo para aquellos que buscan aventura. Dado que desde Argentina podemos ir a descubrir la Antártida, pasando por la Tierra del Fuego. Un viaje exclusivo y solamente apto para los amantes de la exploración. Desde aquí, por el lado del pacífico se pueden realizar cruceros que parten desde Chile con destino Australia, Filipinas, etc. Desde luego, las posibilidades son infinitas.

Os dejamos algunos de los destinos más comunes de los cruceros.

Buenos Aires

Nuestra aventura empieza en la capital argentina, Buenos Aires. En nuestra llegada a Argentina, tendremos la oportunidad de visitar la ciudad más cosmopolita del país, también conocida como el París de las Américas.

Un buen punto de partida para empezar a descubrir esta ciudad tan carismática es desde la Plaza de Mayo, donde se conmemora la revolución de 1810. Una plaza llena de historia donde se deja constancia con los edificios que la rodean. Desde la emblemática Casa Rosada, sede del gobierno nacional, la Catedral, entre otros edificios icónicos de la capital argentina.

Siguiendo nuestro paseo por las calles tan animadas de Buenos Aires, llegaremos a la que sea probablemente, la avenida más ancha del mundo: la Avenida de 9 de julio.

Esta avenida resulta imponente dado la magnitud de la cera peatonal y los edificios que la escoltan. Edificios icónicos como el Teatro Colón y el obelisco de Buenos Aires. Un paseo único donde podrás disfrutar de una avenida llena de vida y muestras artísticas junto a una arquitectura clásica mezclada con la moderna.

Si te apetece seguir disfrutando con calma de tu paseo por las avenidas peatonales de Buenos Aires, te recomendamos que sigas por la zona comercial de ciudad, y en concreto, por la calle Florida. Una calle peatonal que se caracteriza por la vida que se respira en ella. Oficinistas con traje y café en mano, turistas observando la belleza de los edificios, residentes haciendo sus compras en el sinfín de tiendas, los ‘arbolitos’ (personas que ofrecen cambios de moneda)… una avenida con mucho contraste. Además, comunica con la Plaza San Martín, uno de los parques más bonitos de la ciudad.
Si dispones de tiempo suficiente, no puedes dejar de visitar la Boca, el barrio italiano donde predomina el color en calles como Caminito.

Ushuaia

En el segundo día, volveremos al aeropuerto de Buenos Aires para volar a la a ciudad más meridional del planeta, Ushuaia. Conocida como la ciudad del fin del mundo y siendo capital de la Tierra de Fuego, desde luego que Ushuaia levanta la curiosidad a todos los visitantes antes de estar en la ciudad.

Entre los montes Martial, nos encontramos con la ciudad que delimita el final del continente Americano y como escala para la Antártida, a unos 1000km. Además, Ushuaia, por su ubicación, siempre ha sido un punto de intensa actividad marítima.

La mayor atracción de la ciudad (dejando a un lado las actividades de aventura y aire libre) es el Museo Marítimo y del Presidio. Lo que ahora es un museo visitado por miles de turistas al año, antes era la cárcel del Fin del Mundo. Si el nombre ya suena aterrador, aún lo son más,  las condenas  que sufrían los presos políticos y presos más peligrosos, los cuales trabajaban al aire libre bajo temperaturas mínimas.

Ushuaia se encuentra en un entorno natural inmejorable, donde tendrá lugar el subir a bordo del MS Midnatsol, el barco que será nuestro hogar los próximos días en nuestra aventura y expedición por la Antártida. Y para empezar la aventura con buen sabor de boca, esa misma noche, celebraremos una cena de bienvenida a bordo para celebrar el inicio de la navegación y familiarizarnos con el resto de pasajeros y tripulación. ¿Estáis preparados para descubrir la maravillosa Antártida?

Paso de Drake

Ya no hay vuelta atrás, si en el día anterior afirmaste que estabas preparado para descubrir la Antártida, prepárate para navegar por el pasaje de Drake. Este es el tramo marítimo de 808 kilómetros que separa Sudamérica de la Antártida. Conocido por sus aguas tormentosas del planeta, con indomables olas de hasta diez metros y vientos de más de 150 km/h.

Aunque no te preocupes, después de esta introducción épica y temible del paso de Drake, te aseguramos que llegaras a la Antártida sano y salvo a bordo del MS Midnatsol.

En nuestro tercer y cuarto día de expedición, navegaremos por el mar de Hoces (pasaje de Drake) con el objetivo de llegar a nuestra parada:  la volcánica isla Decepción.

En nuestros días de navegación podrás compartir tus experiencias de exploración con el resto de pasajeros, asistir a las interesantes conferencias sobre el desierto blanco, la fauna de la Antártida, etc. en el anfiteatro que ofrece el barco a bordo o asistir a los diferentes talleres del programa de actividades. Desde clases de yoga, a clases de pintura.

Y quién dijo que en un crucero de exploración, no hay tiempo para el relax? En la cubierta del MS Midnatsol encontrarás una zona de jaccuzis donde disfrutar del paisaje excepcional que ofrece la navegación mientras desconectas de todo por unos instantes. O si lo prefieres, ejercitar un poco el cuerpo y después disfrutar de una buena sesión de sauna y spa. Te aseguramos que la navegación por el paso de Drake será de todo menos temerario, aunque nunca está de más un poco de adrenalina en el cuerpo, no?

Antártida

¿Te imaginas cómo te sentirás cuando pongas un pie sobre el suelo helado? Una experiencia indescriptible al encontrarte rodeado de un paisaje infinito de glaciares, mantos de nieve blanca, y agua del océano. Y es que has de vivirlo en primera persona para poder sentir lo que transmite estar en el Séptimo Continente, un lugar tan remoto y tan puro.

Aventurero y/o aventurera, prepárate para vivir toda una aventura. Desde senderismo por los glaciares helados, caminatas preciosas con raquetas de nieve, navegar con pequeños barcos por el océano Antártico, remar en kayak por los estrechos canales que entran por las montañas heladas y acercarte como nunca a la fauna antártica como los entrañables pingüinos o focas.

Estas son solo alguna de las actividades de aventura y exploración que realizaremos en nuestros días por la península antártica. Suena más que bien, ¿no?

Isla Decepción

Una de nuestras paradas en la travesía por la Antártida, será en la impresionante Isla Decepción. Que no os engañe el nombre, os aseguramos que de decepcionante no tiene nada.

Esta isla es un volcán activo, uno de los tres que hay en la Antártida. Por ese motivo, la Isla Decepción nunca se encuentra congelada dado que el calor geotermal calienta la superficie. Si tienes las agallas suficientes, te podrás bañar sin la necesidad de traje de neopreno. Aprovecha ya que es el único lugar de la Antártida que podrás bañarte solo con tu bañador sin morir congelado.