LISBOA: LA MEJOR OPCIÓN PARA TUS VACACIONES

que ver en Lisboa

Ya ha llegado el verano, el sol, el calorcito y la eterna pregunta ¿dónde ir de vacaciones?. En Cruceroland te proponemos unas vacaciones en Lisboa, la capital portuguesa que te va a robar el corazón.

Son innumerables las razones que existen para ir a Lisboa. Pero, el encanto de sus coloridas calles, el clima suave que permite visitar la ciudad durante todo el año, su gastronomía, y sus asequibles precios, encabezan la lista de por qué debes visitar Lisboa en vacaciones.

Lisboa es una ciudad con una gran personalidad y encanto. Destaca por sus coloridas casas y su blancas iglesias. Se sitúa entre 7 colinas, por lo que los fuertes desniveles se salvan gracias a los icónicos ascensores y tranvías. Una ciudad para disfrutar despacio, perdiéndote en cada rincón y llena de miradores desde los que contemplar el estuario del río Tajo.

Lisboa tiene puerto, desde allí salen cruceros hacia América, Norte de Europa y el Mediterráneo, por lo que solo tienes que decidir hacia donde partir. Pero antes de surcar los mares, esto es lo que no puedes perderte de Lisboa.

Qué visitar en Lisboa

Lisboa es una ciudad que se divide en barrios, cada uno con una personalidad diferente. Esta es la manera más cómoda para poder realizar un planning, en cada uno te decimos los imprescindibles que debes visitar, pero Lisboa es muy rica y sería imposible enumerar todo lo que ofrece al visitante.

castillo de san Jorge visita lisboa con niños

Empezamos nuestro recorrido por el Barrio de Alfama, uno de los más bulliciosos y con vida de la ciudad. En el se encuentra el Castillo de San Jorge, con sus imponente murallas que protegían la ciudad. El castillo se puede visitar y ofrece una bonitas vistas de la ciudad. En este barrio encontramos unos de los miradores favoritos de los lisbonenses, el mirador de la Portas do sol. Está al lado de la Iglesia de Santa Luzia que cuenta con un importante valor arquitectónico. En sus paredes encontramos azulejos realizados por la tradicional fábrica de Cerâmica da Viúva Lamego, está considerada monumento nacional por las importantes reliquias que alberga en su interior.

Durante los meses de más calor el Jardim Botto Machado, aunque popularmente se le conoce como jardín de santa clara, sirve de refugio para los acalorados turistas. En este pequeño rincón de Lisboa puedes disfrutar de un pequeño refrigerio a la sombra de los árboles. Es ideal para aquellas personas que viajen con niños. Justo al lado encontramos el Panteón Nacional de Lisboa, antiguamente conocido como la Iglesia de Santa Engracia. Es el lugar de sepultura de personas de gran relevancia para la ciudad y lo más destacable es su cúpula, a la que se puede acceder y ofrece unas fabulosas vistas de la ciudad.

que ver en lisboa, Catedral de Lisboa

Otro de los monumentos que merecen una visita obligada en el Barrio de Alfama es la pequeña Catedral de Sé o Catedral de Lisboa. Este edificio se crea sobre una antigua mezquita como símbolo de la expulsión de los musulmanes en la segunda cruzada. En su fachada destaca el gran roseton y las dos torres de los laterales. Dentro encontramos los restos de San Vicente, patrón de la ciudad, que según cuenta la leyenda, su ataúd fue custodiado por dos cuervos que forman parte del escudo de Lisboa. Por último, visitar la Casa dos Biscos (casa de los picos), curiosa por su arquitectura famosa en la Europa del siglo XVI.

Barrios de Lisboa, que ver en Lisboa

El Barrio de Mouraria se encuentra contiguo al Barrio de Alfama. Este barrio no alberga grandes monumentos, sus calles son enrevesadas y se creó a partir de la expulsión de los musulmanes del Castillo de San Jorge. Sin embargo, tiene un gran encanto por su arte callejero, su exposición de fotos, sus continuos homenajes al Fado. Si tienes tiempo, te recomendamos te pierdas por sus calles, seguro que descubrirás algún tesoro de la Lisboa menos turística.

El Barrio La Baxia o Baixa Pombalina, como su nombre indica está en la parte baja de Lisboa. La plaza más representativa es la Plaza de Rossio o Plaza de Pedro IV, en la que encontramos una estatua de bronce del rey portugués. Esta amplia plaza está rodeada de emblemáticos edificios como la Estación de Rossio, con un diseño que recuerda a la arquitectura griega, desde aquí salen los trenes hacia lugares imprescindibles de Portugal como Sintra. El Teatro Nacional de Doña María II, en el que poder disfrutar de grandes representaciones teatrales. Y lugares que forman parte de la historia de la ciudad como el Café Nicola, donde se reunían los literarios e intelectuales y la Pastelería Suiça. Muy cerca encontramos la Iglesia de Santo Domingo, famosa por las múltiples catástrofes naturales de las que ha sido protagonista. Esta iglesia sufrió daños en el terremoto de Lisboa y, posteriormente,se quemó en 1959; sin embargo fue restauradas y  quedan restos visibles del esplendor que debió tener en su época.

Otro de los atractivos que encontramos en este barrio es el Elevador de Santa Justa, con un llamativo diseño de estilo neogótico. Desde arriba podremos contemplar unas fantásticas vistas del Castillo de San Jorge y centro de Lisboa. Desde aquí se puede aprovechar a visitar las ruinas del Convento do Carmo,que pertenece al barrio de Chiado, la que fue la iglesia más grande de Lisboa antes del terremoto y que alberga la sepultura de antiguos miembros de la realeza portuguesa.

que hacer en Lisboa

Desde la parte de abajo continuamos por la Rua Augusta, una calle llena de bares, tiendas, espectáculos callejeros y majestuosos edificios, que termina en el Arco Triunfal da Rua Augusta. Cruzando el arco encontramos la plaza más importante de Lisboa se encuentra a orillas del río Tajo, y es la Plaza del Comercio, en la que se encuentra la estatua de José I. Adquiere este nombre al ser el punto de entrada comercial a la ciudad antiguamente. El terremoto de 1755 destruyó el palacio que se encontraba en este punto.

En la zona del río encontramos el puerto fluvial de Cais de Sodré, donde podemos coger un barco y dar un paseo por el Tajo. Para los que quieran un momento romántico en sus vacaciones, recomendamos los que parten al atardecer. Si quieres que te informemos sobre horarios, rutas y precios pregúntanos sin compromiso.

Puentes de Lisboa, vasco da gama

Sobre este río destacan el puente Vasco da Gama, que con sus 17 Km es el más largo de Europa y el puente 25 de abril que guarda una gran similitud con el Golden Gate de San Francisco; y actualmente es el puente colgante más grande de Europa. Pero no es el único monumento que nos recuerda a otro lugar del mundo. A las orillas del río se puede observar al Cristo Rei, muy similar al Cristo Redentor que corona Río de Janeiro y en el que se inspiraron los portugueses

Desde aquí podemos subir al Barrio Alto utilizando el Elevador da Glória en la Plaça dos Restauradores, en la que se puede disfrutar de un buen café en cualquiera de sus terrazas y contemplar el obelisco, un monumento para celebrar la independencia con España. El elevador es un funicular que conecta el Barrio Bajo con el Barrio Alto y llama la atención por su curiosa forma. Como dato curioso, el elevador transporta 3 millones de pasajeros al año.

En pleno Barrio Alto está la Plaza de Luis de Camoes, en homenaje al más célebre escritor portugués. Este punto es uno de los más bulliciosos de la ciudad y desde aquí podemos visitar los famosos miradores de Lisboa, principalmente el de Santa Caterina del que hablaremos a continuación. Debido a las grandes aglomeraciones que se crean en este punto, los bares están obligados a cerrar a las dos de la madrugada para que la gente empiece a dispersarse.

Miradores, las mejores vistas de Lisboa

En el Barrio Alto se encuentra la zona de fiesta de la ciudad, en la que puedes encontrar todo tipo de música, ambientes y estilos. En este barrio, es obligatorio parar a disfrutar de las vistas de la ciudad en el Mirador de San Pedro de Alcántara, rodeado de jardines que crean un entorno emblemático; y en el mirador de Santa Caterina, ofrece una de las mejores vistas de la ciudad. A este último se puede llegar cogiendo el Ascensor da Bica que se encuentra en la zona de Cais do Sodré.

El barrio de Chiado se encuentra entre el barrio alto y el bajo. Como hemos dicho anteriormente, aquí se encuentra el convento do Carmo. Esta zona fue arrasada por el incendio que asoló la ciudad y actualmente es una zona de comercio en la que encontrar nuevos diseñadores, arte y cultura de las nuevas generaciones. Un lugar donde descubrir nuevos talentos.

Barrio de Belem en Lisboa, visitar monasterio de los Jerónimos

Ahora vamos a hablar de uno de los barrios más visitados por los turistas, el Barrio de Belem. Famoso, entre otras cosas, por sus deliciosos pastelitos  que te decimos dónde encontrarlos más abajo. Uno de los edificios que más llama la atención por su magnificencia es el Monasterio de los Jerónimos, con una fachada de 300 metros. La belleza interior y exterior de esta belleza arquitectónica merece una visita obligatoria. En él hay restos de reyes y grandes personalidades portuguesas. El complejo está formado por una iglesia y el fabuloso claustro que no deja indiferente  por su decoración y detalle.

torre de Belem, ir a Lisboa

A orillas del río Tajo encontramos la Torre de Belem, construida para controlar la entrada de mercancía y como torre defensiva de la ciudad. Hoy en día podemos ver los cañones que custodiaban la ciudad. Poco tiempo después se convirtió en un lugar meramente recaudatorio. Esta zona de Lisboa goza de una gran riqueza dado que fue construida en la época dorada de Portugal, con el descubrimiento de América.

Al otro lado del río se ve el Cristo Rey y es aquí donde se encuentra el puente 25 de abril. Esta zona está lleno de museos como el Museo de la Electricidad, el Museo Arqueológico, Museo Berado, MAAT (Museo de Arte, Aquitectura y Tecnología), Museo de Oriente entre otros; indicados para todos los gustos, no dejes pasar la oportunidad para visitarlos.

qué hacer en Lisboa, Barrio de Estrella

El Barrio de Estrela esconde un gran tesoro, la Iglesia de Estrela. Justo enfrente de esta iglesia empieza el recorrido de la línea 28, por lo que es un buen punto de salida para empezar nuestra visita por Lisboa. La iglesia es gratuita y su interior alberga una exquisita decoración. Es un barrio aburguesado y tranquilo, con un bonito parque para pasear y el Jadim da Estrela. Al final de este recorrido encontramos el cementerio de los ingleses, en él solo encontramos ingleses y se enterraban aquí por ser anglicanos. Si caminamos hacia el Tajo llegamos a Alcántara, ahí podemos comer en las Docas, que son viejos almacenes portuarios transformados en restaurantes, con tiendas de segunda mano y discotecas. Te parecerá que estás en una ciudad totalmente diferente.

Alejado de la zona más turística de Lisboa encontramos el Barrio de Sao Bento. Aquí se ubica el actual parlamento de Portugal, conocido como Palacio de Sao Bento. Se construyó para ser un monasterio y dar asilo a los enfermos de peste, hasta que en 1834 el palacio pasó a ser el Parlamento de Portugal. Su fachada está formada por columnas de mármol y cuatro estatuas que representan la fortaleza, justicia, templanza y prudencia. Infórmate si realizan alguna jornada de puertas abiertas durante tu estancia o si hay alguna exposición de arte en su interior. Es la mejor manera de poder acceder al interior.

Por último el llegamos al Parque de las Naciones. Un barrio moderno que rompe totalmente con el resto de la ciudad. Aquí tuvo lugar la exposición Universal de 1998 y es donde se encuentra el acuario de Lisboa del que hablaremos más adelante.

La mejor opción que te ofrecemos si no tienes mucho tiempo para visitar Lisboa, pero si muchas ganas, te recomendamos que cojas el autobús turístico. Selecciona los puntos que te interesa visitar y recorre la ciudad mientras la audioguía te va explicando la increíble historia de la ciudad.

Qué hacer en Lisboa

Aunque es un medio de transporte muy común en muchos países del mundo, el tranvía amarillo se ha convertido en un símbolo de Lisboa. La línea 28 conecta Martim Moniz con Campo Ourique, y debido a la orografía de la ciudad son insustituibles por tranvías más modernos.

Línea 28 Lisboa

Lo único que hay que tener en cuenta que a determinadas horas va muy lleno, por lo que los carteristas aprovechan para hacer de las suyas. Es importantes tener a buen recaudo todas las pertenencias personales, si no queremos que nos arruinen las vacaciones. Os dejamos el recorrido del tranvía <aquí, también las tarifas al final de este artículo.

Subir en lo elevadores. Anteriormente te hemos hablado de algunos de los elevadores más famosos de Lisboa. No te quedes sin vivir esta experiencia y ver cómo poco a poco Lisboa se pone a tus pies. Siéntete un auténtico Lisbonés.

Sus mercadillos, se celebran en diferentes zonas de la ciudad en diferentes días. Te dejamos un enlace donde te podrás informar de horarios y lugares, una forma diferente de conocer la ciudad.

Lisboa con niños

Lisboa es una ciudad perfecta para viajar con niños. La ciudad está muy adaptada para salvar los desniveles, sin embargo, si vamos con un bebé, es recomendable dejar el uso de la sillita en casa y usar portabebés.

viajar con niños a Lisboa

Un atractivo turístico que hará las delicias de los más pequeños es el Oceanario de Lisboa, el segundo más grande de Europa. Si tenéis suerte, podréis disfrutar de fado adaptado para niños con los peces nadando de fondo, entre muchas otras actividades que se hacen en el acuario pensadas especialmente para niños.

Lisboa tiene jardines y zonas verdes en las que los niños pueden correr y jugar libremente. En los Jardines Vasco da Gama hay una zona con columpios perfecta para que los peques jueguen y los mayores recuperen fuerzas.

En Lisboa Strory Centre es un centro de interpretación creado para dar a conocer la historia de Lisboa desde la época romana hasta nuestros tiempos. Los niños podrán disfrutar de actividades y conocer la historia de una forma amena. El tiempo medio de la visita es de una hora.

El castillo de San Jorge ofrece representaciones y actividades destinada a que los más pequeños se sientan como auténticos caballeros medievales entre sus imponentes muros.

Lisboa dónde comer

Si pensamos qué comer en Lisboa, lo primero que buscaríamos es buscar un lugar dónde comer bacalao. Los portugueses son especialistas en realizar todo tipo de recetas con bacalao, de hecho se dice que tienen una receta diferente para cada día del año. Sin lugar a dudas, no te será difícil encontrar un restaurante que cumpla tus expectativas, puesto que el nivel gastronómico en Lisboa es muy alto, y la ciudad está llena de locales con mucho encanto. Después del bacalao, el postre más famoso son los pastelitos de Belem. A pesar de que la mayoría de pastelerías hacen unos excelentes pastelitos, los más famosos los encontramos AQUÍ, cerca del monumento de Belem.

que comer en lisboa pastelitos de Belem

¿Lo que buscas es un lugar romántico para tus vacaciones en pareja?, te recomendamos Bica do Sapato. Te aconsejamos llamar y reservar una mesa en los enormes ventanales que dan al río Tajo para disfrutar de unas magníficas vistas mientras cenas.

Pero si tu plan va más encaminado a buscar un lugar dónde comer barato, te recomendamos el Restaurante Ti Natércia, de aspecto humilde, precio moderado y platos llenos de sabor. Y para aquellos que prefieran una cocina más innovadora recomendamos el Restaurante Raizes, (imagen inferior)  más apartado del centro pero con una deliciosa comida en perfecto equilibrio de tradición y modernismo.

que comer en lisboa

Hemos dejado para el final lo más turístico de todo Lisboa, los restaurantes de fado. La mayoría de estos restaurantes se concentran en el barrio de La Alfama, Mouraria y Barrio Alto. Allí podrás disfrutar de una cena mientras disfrutas de los melancólicos y carismáticos fados.

Pero como ya se sabe, ¡la noche es joven!. Así que, después de haber disfrutado de una deliciosa cena, es momento de tomar una copa. Lisboa es una ciudad con una gran vida nocturna, y su clima suave hace que se pueda disfrutar de las terrazas hasta altas horas de la noche. La zona que está más de moda para disfrutar de una copa después de cenar es Barrio Alto. A media noche, empiezan a abrir los pequeños bares y, por falta de espacio, lo habitual es que cojas tu bebida y te sientes en cualquier sitio de la calle. Un estilo informal que termina a las 4 de la mañana cuando los bares empiezan a cerrar. Pero si la cosa se complica…Lisboa tiene discotecas que abren hasta altas horas de la mañana.

 

Transporte público Lisboa

Los taxis tienen un precio económico, pero a muchos turistas les da reparo utilizarlos por si los intentan timar.

El trasporte público funciona con la Tarjeta 7 colinas y Viva Viagem. Ambas cuestan 0,50€, son recargables y puedes tener descuentos por utilizarlas. Se compra en quioscos y sitios oficiales. La desventaja es que es unipersonal, por lo que cada usuario debe comprarse la suya. Existen diferentes tarifas, pero para los viajeros las que recomendamos son el billete sencillo (1,40€) o el diario (6€).

Solo puedes cargar un tipo de billete por lo que recomendamos para el primer y último día billetes sencillos y el resto de días bono diario. Se tienen que recargar diariamente en los quioscos y puntos de venta oficiales.

 

¿Qué crucero elijo a Lisboa?

Son infinitas las posibilidades puedes partir desde Barcelona e ir bordeando la costa mediterránea hasta Lisboa, o te podemos llevar en avión a Lisboa y desde ahí partir hacia las paradisíacas playas del Caribe o a los impresionantes Fiordos Noruegos.

Oferta crucero disney

Si viajas con niños, te recomendamos uno de nuestros cruceros más solicitados. Sale de Barcelona y te da la oportunidad de parar en Lisboa. Súbete a bordo a de este Crucero Disney y disfruta de la magia que solo Disney puede ofrecer. Un crucero para toda la familia. Si aún no conoces las ventajas de subirte en un crucero Disney, aquí te damos toda la información.

No te quedes con las ganas de descubrir una de las ciudades con más encanto de Europa, preguntanos sin compromiso y nosotros nos encargamos de buscarte las mejores vacaciones.